2 años sin Marujita Díaz

La popular actriz y cantante sevillana Marujita Díaz falleció a los 83 años en una clínica madrileña por una parada cardiorespiratoria, tras luchar durante cuatro años contra un cáncer.

Polifacética artista, hizo teatro, revista musical, canción española, cine y televisión, pasando por géneros tan dispares como el tango, el pasodoble, el cuplé o la zarzuela. Entre sus canciones más conocidas destacan Soldadito español, Banderita y versiones de cuplés como Si vas a París papá.

Nacida en Triana (Sevilla) el 27 de abril de 1932, era la segunda hija de un ex-tramoyista del Teatro Apolo de Madrid que tenía una carpintería. De niña destacó por su afición al baile, la canción y el teatro: debutó sobre las tablas con solo 6 años y a los once formó parte de un cuadro artístico con el que actuó como cómica. A los 16 años se estrenó en el cine de manos de Tony Leblanc en La cigarra.

Comenzó a trabajar en el cine Chueca para hacer entreactos y fines de fiesta. Al mismo tiempo, en el Circo de Price, estrenó Luces de Madrid con Trudi Bora, donde fue descubierta pese a formar parte del coro. En la revista comenzó a escalar puestos hasta convertirse en vedette y posteriormente, debutó en la gran pantalla junto con Imperio Argentina en los filmes La Cigarra y La Revoltosa. En 1950, la productora CIFESA le ofreció un contrato cinematográfico en exclusiva de dos años, que le permitió seguir haciendo teatro. A finales de la década realizó su primer viaje a Latinoamérica, donde permaneció un año. En 1958, el productor Cesáreo González la invitó a participar en unas Semanas del cine español por varios países.

Fue precisamente durante esta gira cuando conoció al que habría de ser su primer marido, el venezolano Espartaco Santoni, con el que estuvo casada casi cuatro años. Ganó la fama con títulos del cine folclórico como El pescador de coplas o Puebla de las mujeres, Pelusa, La casta Susana o La Cumparsita, pero nunca dejó de lado su carrera teatral. En los años cincuenta y sesenta también fue célebre por sus papeles en comedias.

Tuvo dos conocidos matrimonios: el mencionado con Espartaco Santoni entre 1958 y 1961, con el que creó una productora de cine. Tres años después volvió a casarse con el bailarín Antonio Gades, matrimonio que fue declarado nulo. En 1999 saltó a las páginas de la prensa del corazón por su noviazgo con un joven cubano, Dinio, con quien rompió en 2002. No tuvo hijos.

 

¿Cuál es el impacto ambiental de la cremación y el entierro?

La concientización ambiental del ser humano sobre el impacto de sus hábitos en la naturaleza ha llegado también a los rituales funerarios. Las cremaciones y los entierros se han vuelto en la actualidad un tema de debate respecto a cuál de estas dos opciones ofrece un menor efecto contaminante sobre el medio ambiente. A continuación desde Eternima queremos informaros sobre las consecuencias que ambas ceremonias tienen en nuestra ecología.

LA CREMACIÓN Y SUS EFECTOS EN EL MEDIOAMBIENTE

La cremación se ha convertido en una opción popular no sólo por su bajo costo económico sino también por su menor efecto contaminante.

La cremación del cuerpo humano es realizada en hornos crematorios que alcanzan de 870 a 980 grados Celsius de temperatura permitiendo la cremación del cuerpo luego de un proceso que puede durar entre una y cinco horas. Gran parte de estos hornos se alimentan de gas natural por lo que se estima que para cremar un cuerpo se utiliza cerca de 92 metros cúbicos de gas. Es decir, se consume tanta energía como la empleada en 800 kilómetros de viaje realizados en coche.

Este consumo de energía permitirá la reducción del cuerpo a cenizas aunque encontraremos diversos materiales que no podrán ser reducidos como, por ejemplo, el plomo, cromo, cobalto y estaño, entre otros. Los materiales no combustibles así como marcapasos y prótesis deben ser retirados del cadáver. Este cuerpo cremado emitirá gases de combustión que serán canalizados a la atmósfera generando compuestos como el vapor de agua, monóxido de carbono y dióxido de azufre contribuyendo a una porción muy pequeña de los gases de invernadero.

Cada vez que un cuerpo es cremado se libera entre 0,8 y 5,9 gramos de mercurio. Este mercurio es liberado aproximadamente luego de los 40 minutos de comenzada la cremación ya que alcanza el umbral de temperatura en el que se vaporiza. El 75% de este material se dirige hacia el aire mientras que el resto se conduce al suelo y al agua generando daños a nivel del sistema nervioso central del ser humano.

EL ENTIERRO Y SUS EFECTOS MEDIOAMBIENTALES

A diferencia de la cremación, el entierro posee efectos notablemente más nocivos en el medio ambiente.

Por un lado, los ataúdes contribuyen a la tala excesiva de árboles. De acuerdo al Non-profit Center for Natural Burial, 10 hectáreas de cementerio contienen 20 mil toneladas de hormigón y una cantidad de madera empleada en ataúdes con la que se podría construir más de 40 viviendas si consideramos que para la realización de un ataúd se requiere talar un árbol lo cual genera que haya 7,3 millones de hectáreas menos por año en el mundo.

En el entierro también debe considerarse las consecuencias de la descomposición del cuerpo en el ataúd que se prologa durante al menos quince años. Para la ceremonia funeraria se realiza el embalsamamiento del cuerpo para que se conserve en esta última despedida. Los líquidos empleados para esta práctica tienen un profundo efecto contaminante en el agua debido a que posee componentes como el arsénico, el mercurio y el formaldehído. Este último considerado cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud. Por otro lado, los ataúdes también son una fuente de contaminación ya que no sólo emplea barnices o lacas sino que también los difuntos son enterrados con trajes que contienen poliéster y telas originando la emisión de dioxinas y monóxido de carbono a la atmósfera.

¿Qué hacer en el aniversario de su partida?

Conforme se va acercando la fecha del aniversario de la muerte de tu ser querido tus emociones ingresan en una gran montaña rusa, incluso los recuerdos que pensabas superados vuelven a tu mente con una intensidad no esperada. Afronta sin temor esta fecha tan especial.

Prepárate con tiempo para afrontar estas fechas llenas de nostalgia y emociones. Habla con tu familia sobre lasactividades te gustaría hacer durante este día y como no dudes en conversar con los niños sobre lo que pueden esperar durante esta jornada. Aquí menciono algunas maneras de rendir homenaje a la vida de tu ser querido expresando lo orgulloso que te sientes de haber tenido la fascinante oportunidad de compartir tu vida con él o ella.

Leer más

¿Qué hacer con las cenizas de mi mascota?

La pérdida de una mascota siempre es una experiencia dolorosa, en ocasiones comparable con la pérdida de un ser humano. Sin embargo, algunos se las han ingeniado para que puedas llevar a tu animalito contigo de por vida. ¿Cómo? Transformando las cenizas de tu mascota en una pieza de joyería artificial. Cristal de bohemia con cenizas integradas, retratos, colgantes e incluso diamantes.

Aunque al principio pueda parece una idea un poco descabellada, lo cierto es que la joyería con animales cuenta con un montón de adeptos en países como Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Francia y cada día más en España donde hoy en día es toda una tendencia. ¿Quieres conocer más detalles sobre esta nueva moda que supone una estupenda solución para muchos amos?

  1. Crear un recuerdo de cristal con las cenizas de mi mascota

Son recuerdos de cristal de bohemia con cenizas integradas, hechas a mano, a la antigua usanza, en hornos para hacer recuerdos de cristal, se moldean en exclusivos diseños, colores y

formas. https://eternima.com/cristales-con-cenizas/

  1. Guardar sus cenizas en un relicario

Hay distintos tipos de relicarios, pueden ser de plata, oro o acero inoxidable, son recuerdos que nos permiten tener parte de nuestra mascota siempre cerca de nosotros.  https://eternima.com/recuerdos-para-mascotas/

 

  1. Retrato con cenizas de mi mascota

Con la mezcla de las cenizas y carbón natural se consigue hacer retratos de nuestra mascota , una forma más de recordar a ese amigo tan cercano que ya no está entre nosotros. https://eternima.com/retratos-con-cenizas/

 

  1. Crear un diamante con las cenizas de mi mascota

Esta transformarción de cenizas a diamante ya es posible gracias al desarrollo de una nueva tecnología, puede elegir, corte, tamaño y color y va acompañado de su certificado de autenticidad. https://eternima.com/diamantes-con-cenizas/

 

  1. Plantar un árbol

Es una opción muy popular plantar un árbol sobre las cenizas de nuestra mascota y verlo crecer recordando diariamente como una nueva vida.

¿Por qué aumentan las cremaciones en España?

Hace apenas unas décadas en España no existían hornos crematorios. El primero que se instaló en nuestro país fue en el cementerio de la Almudena de Madrid, en 1973. El motivo de esta novedad: “por si surgía la demanda de algún extranjero”. Unos años antes, el servicio funerario se había visto obligado a realizar la cremación de un diplomático hindú en una pira de leña, ante la falta de crematorios. Y es que hasta 1964 la Iglesia Católica no autorizó la cremación de cadáveres, durante el papado de Pablo VI, en que se dictaminó que tal práctica no se oponía a ningún dogma de fe.

Durante las siguientes décadas el número de cremaciones fue en aumento y en los últimos 10 años su incremento ha sido espectacular, especialmente en zonas urbanas. Cada vez más los españoles optan por la incineración. La media nacional supera ya el 38%, cuando en 2007 apenas llegaba al 23%.

La tendencia es clara e imparable: en 2012 se realizaron más de 124.000 incineraciones en los casi 200 crematorios existentes en España. El sur peninsular es el más proclive a las cremaciones. En ciudades como Málaga o Sevilla supera ya el 50%. En Valencia se acerca al 47%, y en Zaragoza supera el 60% de los fallecidos, según los últimos datos de la Asociación Nacional de Funerarias. Si bien con cifras muy alejadas de otros países como Japón (97%), y muy similares a Gran Bretaña (75%) o Dinamarca (70%).

España, con uno de los mejores niveles de vida del mundo, ha visto como la tasa de mortalidad ha aumentado con la crisis. El último dato conocido es el de 2011 en el que fallecieron 841 personas por cada 100.000 habitantes (un 1,4% más que el año anterior).

En cualquier parte del mundo, los rituales funerarios cambian a pasos agigantados. Hoy la cremación es una opción mucho más aceptada que hace unos años. La rigidez de las costumbres se ha relajado también en este sentido, gracias a la influencia de otras culturas. Incluso se ve con mejores ojos a la hora de realizar un homenaje póstumo, como por ejemplo, recuerdos con cenizas, más emotivo y con la seguridad de cumplir la última voluntad del homenajeado.

Además, es un proceso mucho más práctico, económico, sencillo y rápido que el entierro tradicional, ya que evita trámites legales, pagos posteriores y complicaciones una vez se ha realizado la cremación. Una opción que facilita enormemente las cosas a los familiares del difunto.

El entierro tradicional es un problema creciente en las grandes ciudades, también para los cementerios. Ni siquiera la reutilización de nichos es suficiente. La cremación, simplemente no tiene necesidad de suelo. Es por tanto una solución de futuro. También, en época de crisis, es una práctica notablemente más económica que el entierro tradicional (féretro aparte, hay que incluir el pago del terreno, el arriendo de la sepultura, la lápida, el cuidado y mantenimiento de la tumba…). Un gasto que muchas familias ya no pueden o no quieren asumir.

La cremación no contamina aguas ni tierras, y sólo emite a la atmósfera anhídrido carbónico y vapor de agua. También resulta energéticamente eficiente, por el aprovechamiento del calor. Y no tiene riesgo de posibles focos de infección (de los restos humanos o del féretro).

En realidad, el destino de las cenizas funerarias en España sigue en el limbo legal. Al contrario que en otros países europeos, no hay normas que regulen su destino. A los ya rituales esparcimientos de restos en el mar o la montaña o en lugares con sentido emotivo para la persona fallecida o conservarlas en el hogar, en un recipiente especial (mini urnas).

En este sentido, los gustos de los españoles son cada vez más variados y sorprendentes. Éstas son algunas de las posibilidades, entre otras:

  • Las cenizas se pueden transformar en diamante, tras un proceso de cristalización.     https://eternima.com/diamantes-con-cenizas/
  • Se puede integrar en recuerdos de cristal de bohemia    https://eternima.com/cristales-con-cenizas/
  • Se pueden usar urnas biodegradables que se esparcen o se entierran con una semilla o plantón, y de las que, con los años, acaba creciendo un árbol, símbolo de vida y unión con la naturaleza.
  • Depositar las cenizas del difunto en el cráter de un volcán, para que en el momento de la erupción se mezcle con las cenizas del propio volcán y ambas se esparzan unidas para siempre.
  • Encargar un lienzo ‘eterno’ con las cenizas del familiar difunto convertidas en retrato.     https://eternima.com/retratos-con-cenizas/
  • Preparar una carcasa, incluyendo las cenizas, para lanzar fuegos artificiales en el aire.

En definitiva, para todos los gustos, economías y exigencias. Pero es conveniente contar con los servicios de una empresa especializada y no esparcir los restos indiscriminadamente en arroyos, parques, lugares protegidos, proximidades del litoral, etc, pues además de ilegal, puede resultar poco higiénico e incluso contaminante,  prima el mayor respeto al entorno.

También es una tendencia en auge, debido a la ley, los crematorios para mascotas. Incluso cada vez hay más opciones para hacer recuerdos con sus cenizas.

Las nuevas costumbres son la evolución lógica de una sociedad en la que empieza a ser costumbre enviar pésames digitales, ahorrándose el gesto compungido y las palabras gastadas en los tanatorios.

Como afrontar la Navidad tras la muerte de un ser querido

Como afrontar la Navidad tras la muerte de un ser querido

“Llega la Navidad y lo que me apetece es meterme debajo de la manta y no salir hasta el 7 de enero, que todo esto pase”. Para la mayoría de las personas la Navidad es una época de festividad, felicidad, encuentros, sonrisas y mucho cariño de aquellos que nos importan. Para otras muchas, que han perdido algún ser querido, estas fiestas son un lastre de momentos de desorientación, dolor y vacío acentuado, ya que en sus mesas habrá una silla vacía.

El duelo se entiende como un proceso natural e incluso necesario que se desarrolla para adaptarnos a una pérdida que hemos sufrido, siendo un progreso largo y complejo. Hay que entender que, al igual que cada persona es diferente, cada duelo también lo es. No obstante, tras el fallecimiento de un ser querido, todos tenemos que volver a vivir sin esa persona, reubicando su recuerdo y continuando nuestras vidas. Así, conforme pase el tiempo, se irán viviendo primeros cumpleaños, primeras vacaciones o primeras Navidades en las que ese ser querido ya no está. Como es normal, las primeras veces que nos enfrentamos a estas situaciones son más dolorosas y complicadas que las segundas o las terceras, pero en fechas destacas siempre vendrán recuerdos más intensos y, posiblemente, más dolorosos.

La Navidad es una época muy relevante cuando se ha perdido a alguien, ya que son fechas en las que tienen lugar muchos reencuentros, e intentamos reunir a todas las personas que son importantes para celebrar juntos la suerte de tenernos unos a otros con cenas, fiestas o tradiciones en las que disfrutar. Por eso mismo, es en estas fechas cuando la falta de seres queridos se hace más patente y los sentimientos de nostalgia, vacío o tristeza pueden desbordar una estabilidad ya alcanzada en el proceso de duelo. Además, al ser una fiesta muy ligada a la infancia, con los regalos y la ilusión de los más pequeños, las personas que hayan sufrido la pérdida de un hijo o una hija pueden pasarlo especialmente mal en estas fiestas.

recomendaciones para hacer más sano este proceso y conseguir disfrutar con las personas que nos acompañarán en estas navidades, sin olvidar a ese ser querido que ya no está.

1.- Comunícate y exprésate como lo sientas

Es importante que dejes salir tus sentimientos y hables de ellos con tu familia y amigos. Esto implica que ellos también hablen si es una pérdida en común y debatáis sobre cómo os gustaría plantear las fiestas que se avecinan, qué os apetece hacer o dónde. Quizás queráis vivir las Navidades de una forma diferente a como lo hacíais antes. Es normal que afloren multitud de sentimientos y actitudes como tristeza, ira o desgana. Daros apoyo y crear un círculo de confianza en el que expresaros cuando queráis es constructivo para avanzar en el proceso de duelo o sobrellevar de nuevo sentimientos que quizás teníais superados pero en estos momentos han resurgido.

2.- Relaciónate

En relación a la comunicación es importante no sólo quedar para hablar de sentimientos o actitudes de cara a estas fechas. Es muy fácil que en estos momentos no te apetezca estar con nadie, tanto por desánimo como para evitar contagiar a otros de tu malestar. No obstante, lo más positivo es hacer un esfuerzo por salir, relacionarte con los demás o al menos estar en compañía aunque no realicéis ninguna actividad en particular, pero busca el apoyo y el contacto de personas a las que les importas y a las que les encantará pasar tiempo contigo. Esto no quiere decir que no puedas dedicarte momentos a ti mismo en los que reflexionar o hacer cosas solo, sino que intentes no dejarte arrastrar por el aislamiento o la desgana.

3.- Déjate ayudar

Si tú eres el encargado de organizar algún evento en estas fiestas, déjate ayudar por otros. Quizás estas navidades no te apetezca tanto organizar nada y tu primer pensamiento sea “este año no tengo fuerzas”. Es normal sentirse sin energía para llevar a cabo la cena en estos primeros años desde que no está nuestro ser querido, no obstante, es importante que no te aísles o te quedes parado mientras el mundo gira. Habla con tus familiares y amigos y encargaos entre todos de planear el encuentro, repartíos las tareas y deja a los demás acercarse a ayudar. Es algo que beneficiará a todos.

4.- Involucra a los niños

Un aspecto relevante es involucrar a los niños tanto en la comunicación de emociones y pensamientos, como en la realización de tareas y actividades. Creer que les ayudamos aislándoles de la situación es un error que se comete en un mal intento de protección, pero para ellos también es dolorosa la nueva situación y mantenerlos al margen además puede crearles más confusión. Los niños también viven un proceso de duelo similar al de los adultos, hazles formar parte de estos momentos.

5.- Simboliza a esa persona

Al igual que es positivo no evitar nuestros sentimientos o pensamientos en estos momentos, también lo es hablar de esa persona. Pueden recordarse anécdotas, ver algún álbum de fotos, poner una vela o colgar una nota con lo que esa persona nos enseñó en el árbol de navidad. Los niños son muy creativos, si hablamos con ellos seguro que pensarán mil cosas que se pueden hacer para simbolizar a esa persona y volcar su recuerdo de algún modo agradable y bonito.

6.- Muévete

Busca actividades que te hagan sentir bien o que te hayan hecho sentir bien en el pasado. Es probable que ahora mismo no te apetezca hacer nada o te notes falto de energía, pero realizar tareas en solitario o en grupo te ayudarán a llevar de forma más positiva estas fechas. Actividades como pintar, salir a pasear, hacer deporte o jugar a juegos de mesa con la familia pueden ser muy reconfortantes aunque te cueste un esfuerzo llevarlas a cabo.

Como ves, no hay formas correctas o incorrectas de pasar la Navidad cuando en la mesa hay una silla vacía. No obstante, es importante recordar que el duelo es un proceso único para cada persona y, por ello, debemos respetar los sentimientos y actitudes de cada uno sin juzgar, ni a nosotros mismos ni a las personas que nos rodean. Asimismo, la manera de vivir la Navidad depende de los ritos, creencias, valores y tradiciones de cada persona, por lo que cada uno de nosotros la vivirá a su manera. ¡Pero es importante vivirla! A veces es difícil avanzar y no abandonarnos al peso del vacío dejado, pero el esfuerzo merece la pena y es el momento de llevarlo a cabo para sentirnos mejor, ya que, aunque esa persona no está físicamente para vivir estas fiestas, puede estar en nuestros recuerdos y podemos disfrutar de las festividades que quedan por venir con nuestros seres queridos.

Más alla de la ausencia siempre quedan las opciones para tener un recuerdo al lado en una fecha tan familiar e importante, nos preguntamos qué hacer con las cenizas de un ser querido y ETERNIMA nos ofrece alternativas como cristales de bohemia con cenizas integradas, diamantes hechos con cenizas, relicarios, colgantes y retratos hechos con cenizas.

Así fue la muerte de John Lennon hace 36 años

Así fue la muerte de John Lennon hace 36 años

La fructífera vida de John Winston Lennon, uno de los fundadores de The Beatles(el mejor grupo musical de la historia según muchos críticos) y uno de los músicos más influyentes de todos los tiempos, se apagó para siempre el 8 de diciembre de 1980. Ese día, en una de las fechas más tristes de todo el siglo XX, un desequilibrado le descerrajó cuatro balazos en la entrada del edificio Dakota de Nueva York, donde el ex beatle vivía con su mujer Yoko Ono y su pequeño hijo Sean.

Leer más

El gran misterio de las cenizas de Freddie Mercury – 25 años de su partida

El gran misterio de las cenizas de Freddie Mercury – 25 años de su partida

El gran misterio de las cenizas de Freddie Mercury sigue sin resolverse, 25 años después de su partida.

Aquel miércoles, 24 de noviembre de 1991, el doctor Atkinson estuvo con su paciente desde el mediodía hasta las 18.30 horas. El enfermo, Freddie Mercury, no duraría ni un día más. Soportaba horribles convulsiones. No podía ni hablar . Cerca de las siete de la tarde, mientras le cambiaban de ropa, el propio Freddie, con su último gesto de energía, quiso ponerse los calzoncillos, pero cayó hacia atrás y murió. Dave Clark, el único testigo del momento, se quedó inmóvil, anestesiado. El que fuera líder del grupo Dave Clark Five recuerda que Freddie seguía con los ojos abiertos y una maravillosa luz radiante en su rostro.

Tres días después se celebraba una corta ceremonia de 20 minutos de duración en el Cementerio Oeste de Londres. No fue precisamente una de las fiestas epicúreas que solía organizar el cantante de Queen. El funeral fue oficiado por dos sacerdotes indios de religión parsi, zoroastras. Rezaron en la lengua avasta, que data de 1.500 años antes de nuestra era. Su padre, Bomi, su madre, Jer, y su hermana, Kasmira, estaban cerca de los sacerdotes. Y, por supuesto, cerca del ataúd con una única flor encima, estaba Mary Austin heredera de la mitad de la fortuna de Freddie , por haber sido su secretaria, su amante y su confidente.

freddie-y-mary

En la capilla se escucharon reproducciones de ‘You’ve got a friend’, cantado por Aretha Franklin y, por supuesto, de ‘Barcelona’, de Freddie y su querida ‘Montsy’, Montserrat Caballé. Se vió a Brian May llevando la urna de las cenizas de Freddie , pero al final fue Mary Autin quien se quedó con ellas. Al fin y al cabo, ella había sido la que había organizado el funeral, era su directa y más importante heredera, según el testamento de Freddie.

¿Que hizo Mary Austin con la cenizas del cantante de Queen? Hasta hoy, nadie sabe donde reposan esas cenizas. Es un misterio. Desde aquel otoño del año 1991 hasta hoy han pasado 22 años. Se dijo en un principio que las cenizas las había esparcido Mary por la mansión de Freddie , en Garden Lodge, en Kensington, justo debajo del cerezo del precioso jardín japonés de la casa, valorada en más de cuatro millones de libras esterlinas de aquella época y que fue a parar a Mary. Sin embargo, Jim Hutton, el último amante de Freddie, el que sufrió más que nadie la larga enfermedad del cantante, reconoció poco antes de morir que las cenizas de Freddie jamás las puso Mary debajo del cerezo. Lo hubiera visto o se hubiera enterado. Estaba seguro. Incluso Nick Holford, el marido de Mary en aquella época, ahora divorciado, ha declarado que lo único que sabía a ciencia cierta esque las cenizas no estaban debajo de aquel cerezo. Entonces, ¿que hizo Mary?.

A finales de los años 80, Roger Taylor, el batería de Queen, estaba enamorado de Ibiza; la afición la había heredado del mánager del grupo y, antes, del promotor Pino Sagliocco. Una de aquellas fastuosas noches de su casa en San José, le pregunté a Roger dónde se esparcieron las cenizas y me dijo que “por supuesto” estaban por “el lago”. O sea, en Montreaux, en Suiza, en la zona donde está la estatua de Freddie . Un mágico lugar que se utilizó como portada del album póstumo de Frddie con Queen , titulado ‘Made in heaven’. Y punto. No quiso dar más detalles.

¿Entonces? Nuevas teorías afirman que, en realidad, Freddie está enterrado en la tumba del matrimonio Bursara (verdadero apellido parsi de Freddie), en el cementerio privado de Brookwood, en Surrey. Pero, atención a la sorpresa. ‘Fans’ de Freddie Mercury encontraron durante el pasado mes de febrero, en el cementerio Kensal Green, junto al crematorio donde Freddie había sido incinerado, una placa incrustada en una especie de monolito, donde se entierran las cenizas. En la placa se puede leer: “A la querida memoria de Farrokh Bulsara [verdadero nombre de Freddie]. 5 de septiembre 1946- 24 de noviembre de 1991. Para estar siempre cerca de tí, con todo mi amor, M”.

freddie-enfermo

Una tumba en francés

“In loving memory” está escrito en inglés, pero lo siguiente, en francés; un idioma que Freddie, igual que Mary Austin, ignoraba. Está claro que Mary Austin debió de enterrar al cantante en aquel cementerio donde le incineraron, muy cerca de la mansión de Garden Lodge, donde Mary ha vivido durante todos estos años “para estar cerca de ti”. La M es de Mary, por supuesto. Y poner el verdadero nombre de Freddie en parsi es una manera de despistar, porque no mucha gente sabe el verdadero nombre de Mercury. Así que tanto especular y tanta divagación para que Mary haya depositado las cenizas de un parsi en un cementerio cristiano, justo a unos pasos del crematorio del que habían salido sus cenizas, muy cerca donde vivió y murió el caído.

Los fans habían dado en el clavo, porque justo un mes después, en el pasado mes de marzo, la famosa placa con el recordatorio en francés, desapareció del monolito. Ya no está. ¿Un robo?. ¿El pésimo hedor de la necrofilia? Como si las cenizas de Mercury se las hubiera llevado el viento.

Creo que a Mary Austin le entró pánico Y prefirió arrancar la placa del monolito. Le había prometido a Freddie en repetidas ocasiones que la gente no sabría nunca donde se podrían encontrar sus cenizas. Freddie era muy supersticioso, aunque, al mismo tiempo, lo que viniera después de su muerte parecía importarle un bledo. Por otra parte, no creo que Mary se haya arriesgado a cambiar de lugar la urna enterrada. Simplemente, ha retirado la placa. ¿Excavar en el lugar?. Desde hace dos meses, hay vigilancia continua en el cementerio. Nadie quiere que ocurra algoparecido a lo que pasa con la tumba de Jim Morrison en el cementerio Père Lachaise de París.

lapida

El virus del sida había provocado en Mercury el manido ‘síndrome de Jekyll y Hyde’. El primer Freddie que conocí a mediados de los 70 era superlativo, maravilloso, agotador, inventivo. Era el mejor cantante de rock y no le daba importancia. Era un hedonista increíble, insaciable y epicúreo. Todavía recuerdo aquella fiesta en Nueva Orleans para la presentación del álbum ‘Jazz’, con payasos, ‘freaks’ y un medio centenar de camareras en ‘top less’. Increíble como él mismo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=02f0qtiMlm8

 

No pude estar cuando partiste

No pude estar cuando partiste

“Fuiste mi compañero toda la vida y tuve la mala suerte de no estar contigo cuando partiste, gracias a ETERNIMA he tenido la oportunidad de volver a tenerte junto a mi para siempre” 

Isabel Velazquez (Toledo)

COLGANTE CORTE BRILLANTE

El precio incluye impuestos y costes de envío dentro de la península ibérica.

Colgante realizado a mano en cristal y plata con cenizas integradas. Una forma de llevar contigo el recuerdo de esa persona que ya no está. Plata de ley. Medidas 15×30 mm

Código producto PSB-1

Para ver más diseños en cristal de bohemia entra aquí

 

 

 

Cómo se integra las cenizas en cristal de Bohemia?

Cómo se integra las cenizas en cristal de Bohemia?

En este video se ve el proceso artesanal de cómo se integran las cenizas de una cremación en el cristal de Bohemia y la forma de moldear las piezas al diseño deseado; que, al ser hechas a mano individualmente, se convierten en únicas.

Al principio se ve como se adhieren las cenizas en el cristal candente y al girar e introducir nuevamente en el horno, se integran y queda listo para moldear.

Las iniciales y fecha de deceso (código Eternima) se graban debajo al final del proceso.

Recuerdos para siempre como homenaje a tu ser querido. Para ver algunos de nuestros diseños