Beneficios de llevar un colgante con las cenizas un ser querido

Hay momentos en la vida en los que un recuerdo, por pequeño que sea, puede suponer la gran diferencia entre la mayor de las tristezas y el necesario consuelo que todos necesitamos. Esto es lo que sucede durante el duelo reciente de un familiar fallecido, un trago amargo por el que todos tendremos que pasar en alguna ocasión, pero que puede ser paliado de forma sencilla.

Una joya para el recuerdo

El duelo es un proceso que se alarga en el tiempo. A la pérdida de un ser querido suelen seguirle de forma invariable semanas, meses e incluso años en los que la ausencia se deja notar de forma muy intensa.

El proceso llega incluso a deteriorar en muchos sentidos la vida de las personas más cercanas que sienten la pérdida. No es nada raro conocer situaciones en las que el duelo deriva en depresiones y en otros trastornos similares, por lo que todos los problemas se agravan de forma permanente.

En este sentido, los recuerdos pueden convertirse fácilmente en una de las mejores medicinas para evitar que el problema se convierta en algo difícil de soportar. La psicología lo sabe a la perfección, y es que el poder de sentir cerca a esa persona que ya no nos acompaña en el día a día es un consuelo al que nadie debería renunciar por su propia salud.

Es aquí donde entra en juego el colgante para cenizas de difunto, una joya que expresa el respeto y cariño que se le tenía al fallecido y que permite sentir su presencia como algo cercano y cotidiano.

Colgante para cenizas, una joya muy especial

Por si no habías oído hablar nunca de este tipo de joya, tienes que saber que se trata de un accesorio completamente normal que en ningún momento llamará la atención de las personas que te rodean. Solo tú sabrás el significado especial que tiene, y es que el diseño será el que tú quieras y, por supuesto, el que mejor encaje con tu forma de ser y tu estilo personal.

Hay colgantes con forma de corazón, de cruz, de lágrima o de estrella, y es que lo importante de estas joyas se encuentra en su interior. Durante su fabricación, el artesano introduce dentro un poco de ceniza de la persona fallecida, por lo que siempre habrá un poco de ese ser querido desaparecido acompañándonos en el día a día.

Beneficios de usar un colgante para cenizas

Pero lo más importante de estas joyas es que son una ayuda para las personas que sienten de forma muy intensa la pérdida de un ser querido. Los beneficios de estos complementos son muchos y muy importantes, por lo que siempre deben ser valorados de forma adecuada.

Por ejemplo, el contacto con la joya reporta un consuelo que resulta incluso terapéutico. Aunque no sea la persona fallecida en sí misma, cualquier doliente podrá sentir cerca el contacto del ser querido por el simple hecho de llevar la joya consigo.

Los recuerdos, además, serán más intensos, cercanos y entrañables, y es que el saber que hay un poco del fallecido con nosotros es algo que aporta consuelo en los momentos más complicados del proceso de duelo.

No hay que olvidar que el vivir la muerte de un ser querido es algo traumático y difícil de superar, por lo que mantener el pequeño contacto que ofrece el colgante para cenizas es una buena ayuda para que el proceso sea menos acusado.

En definitiva, contar con un colgante para cenizas es una gran idea para expresar el cariño y afecto que sentimos por el fallecido.

Recomendaciones de colgantes para cenizas

¿Qué hacer con las cenizas de nuestro difunto?

La pérdida de un ser querido siempre es un trago amargo que deja tras de sí un rastro de tristeza y, por supuesto, muchos recuerdos.

Son muchas las dudas que nos entran en este tipo de situaciones sobre qué hacer con las cenizas de nuestro ser querido, ya que cuando llega el momento todo sucede tan deprisa que no puedes pararte a pensar qué hacer con las cenizas, ya que éstas son entregadas a los familiares en tristes urnas cuando aún se encuentran tratando de asimilar la pérdida del ser querido.

A continuación, os mostramos diferentes opciones sobre qué poder hacer con las cenizas del difunto:

  • Guardar esas cenizas en una joya, de esta forma conseguirás no desprenderte de las cenizas de tu ser querido, pero conservándolas en un bonito recuerdo que te acompañará por siempre.
  • Lanzar las cenizas al mar con una urna especial biodegradable, ésta es una práctica muy habitual.
  • Conservar la urna en cualquier casa de un familiar del difunto.
  • Plantar un árbol con las cenizas del difunto.

En los primeros momentos del duelo, tener cerca algo que nos permita sentirnos cerca de la persona que ya no está con nosotros es fundamental, algo que ahora es posible gracias a las joyas diseñadas a partir de las cenizas de una cremación.

¿Por qué una joya para recordar a un ser querido?

Como ya se ha apuntado, sentir cerca al familiar desaparecido es fundamental para que el duelo a corto y largo plazo sea más llevadero. La sensación de soledad se mitiga de forma importante y, además, siempre podremos sentir la cercanía de esa persona querida que ya nos ha abandonado.

Además, ya sea con cristales, colgantes para cenizas o diamantes, esta manera de conservar las cenizas de un fallecido es íntima y elegante. Nadie sabrá el valor que tiene ese nuevo complemento que es usado en el día a día, por lo que el valor simbólico es el que realmente te servirá para hacer un poco más llevadero un proceso tan natural como complicado.

Por otro lado, hay muchas opciones de diseño y presentación para que puedas elegir la que mejor se adapte a ti, por lo que no vas a tener ningún problema al respecto.

1. Colgantes para cenizas

Es posible que el colgante elaborado con las cenizas de un familiar fallecido sea una de las opciones favoritas para muchos. Por fuera, estos colgantes para cenizas pasan completamente desapercibidos mostrándose como joyas modernas y estéticas que podrás vestir sin el menor problema.

Sin embargo, en su interior esconden el secreto de su alto valor sentimental. En la mayoría de los casos, estos colgantes para cenizas están hechos con forma de estuche conteniendo una pequeña porción de cenizas en su interior.

El cierre es de alta seguridad y está probado en todas las condiciones, por lo que puedes alejar de tu mente las posibles aperturas fortuitas o cualquier otro problema que llegues a imaginarte.

En cuanto a sus diseños, existe una amplia variedad de formas y colores, aunque en todos los casos se guarda la sobriedad y sencillez que se merece el afectuoso recuerdo para el que están pensados estas joyas, algo que nuestros diseñadores han tenido muy en cuenta a la hora de diseñar unos colgantes para cenizas pensados para darte la oportunidad de sentirte más cerca de tu ser querido.

 

2. Cristales para mantener el recuerdo vivo

Otra de las opciones que ponemos a tu alcance para que puedas recordar siempre que quieras a ese familiar fallecido son los cristales con cenizas. En este caso tienes la opción de darles forma de joya que se engarzarán en colgantes, pulseras e incluso pendientes o, por el contrario, elegir un tamaño mayor para poder crear un objeto de decoración lleno de estilo y, por supuesto, que resultará muy emotivo para ti.

La elaboración de los cristales se lleva a cabo con un proceso sencillo pero artesanal y muy respetuoso con las cenizas que nos confíes. Para conseguir los mejores resultados solo confiamos en cristales de bohemia de alta calidad, ya que son los mejores para asegurar resistencia y belleza.

El cristal fundido se mezcla con esa porción de cenizas que tú quieras incluir, por lo que el diseño se convierte en algo único. Esta opción te da la oportunidad de elegir diferentes colores, formas variadas e incluso la de añadir inscripciones en la superficie del cristal para que tu recuerdo sea aún más vivo.

Teniendo todo esto en cuenta, el cristal con cenizas es una de las opciones más valoradas por los que desean tener presente de un modo cariñoso a ese ser querido que ya no los acompaña en el día a día.

3. Diamantes con cenizas

Este es el último tipo de recuerdo hecho a partir de cenizas de difunto que puedes elegir, aunque es uno de los más especiales. Para comprender cómo podemos hacer un diamante a partir de las cenizas que nos entregues tienes que saber que las mismas están compuestas en su mayor parte de carbón, material que constituye la base de cualquier diamante en el mundo.

Así, para que te diseñemos y produzcamos un diamante exclusivo elaborado a partir de las cenizas de tu ser querido necesitamos unos 250 gramos de cenizas que se depurarán hasta conseguir un 96 % de pureza de carbón.

Una vez elaborado el diamante, nuestros gemólogos se encargarán de tallarlo para que alcance la forma que tú desees. Piensa que el diamante será exclusivo, ya que no habrá ninguna pieza igual y, mucho menos, con el mismo significado para ti.

Tras su fabricación y tallado, tendrás lista una joya que podrás engarzar en anillos, colgantes o en cualquier lugar que se te ocurra, todo para que el recuerdo de esa persona desaparecida siga brillando cerca de tu corazón de una forma muy intensa.

 

Consejos para superar la pérdida de un amigo

La pérdida de un amigo

Hay amigos que son mucho más que eso, los sentimos como verdadera familia, como un hermano. Por ello, cuando sufrimos su pérdida nos causa un dolor enorme, lo sentimos en lo más profundo de nuestro corazón.

Son situaciones muy duras y a veces trágicas que tenemos que superar y aprender a vivir con ellas.  La muerte de un amigo al que queremos no es fácil, porque creamos vínculos de confianza y complicidad, momentos únicos que no se volverán a repetir y su ausencia nos causa una angustia terrible.

Para ayudarte en esta gran pérdida, a seguir caminando y viviendo, hemos querido escribir este artículo para que al leerlo te reconfortes y te sea más fácil superar la pérdida de tu amigo. Ya sabemos que el dolor es fuerte, pero poco a poco pasará y te será más fácil recordarlo con paz y tranquilidad.

Dile adiós

Decirle adiós a tu amigo, despedirte de él, será muy importante para poder aceptar esta dura realidad. Por ello es importante que acudas al funeral, que pases todo el tiempo que necesites junto a él. Y es que, a veces nos enfadamos, nos bloqueamos y no actuamos como debemos o como nos gustaría, así que no te quedes en casa y actua.

El no darle la espalda a la realidad e intentar enfrentarte a esta dura pérdida lo antes posible te ayudará en superar su ausencia.

Expresa tus emociones y sentimientos

El dolor compartido siempre se lleva mejor. Así que te animamos a que te reunas con tus amigos y expreses cómo te sientes, cuánto dolor tienes. Recuerda que seguramente tus amigos también estén sintiendo y viviendo lo mismo que tú y será muy beneficioso que abráis vuestro corazón para superar la pérdida juntos.

La vida sigue, sal de casa

Lo más común ante la pérdida de un amigo importante es que no salgamos de casa y nos olvidemos del mundo, que nos quedemos llorando nuestra pena. Como imaginarás, esto es un gran error porque no servirá de nada. Tu amigo no querría verte así por lo que debes salir de casa, disfrutar de la vida como por él y seguir viviendo.

Así que comienza a hacer planes, saca fuerzas por él y continua tu vida.

La rutina será tu mejor aliado

Procura mantenerte ocupado, ir a trabajar o apuntarte a esas clases que siempre quisiste, ya que mientras mantengas la mente ocupada no podrás estar pensando, lamentando la muerte de tu amigo. La rutina será tu mejor aliado para sobrellevar su pérdida.

De lo contrario tu mente puede notar un cambio demasiado brusco en tu vida y derivar en problemas psicológicos o depresión.

Agarrate a su recuerdo, pero con alegría

Recordar a tu amigo es la mejor manera de tenerle presente, de mantenerle con vida junto a ti, siempre y cuando sea un recuerdo que no te haga daño. Piensa en él, en los buenos momentos que pasasteis juntos y en lo importante que fue su amistad. No quieras borrar esos bonitos recuerdos.

En Eternima siempre encontrarás la manera perfecta de llevar a tu ser querido contigo, a través de un cristal, de un colgante o de un diamante. Si has sufrido la triste pérdida de tu amigo y te gustaría tenerlo siempre presente, llámanos o escríbenos, estaremos encantados de atenderte.

Llévalo siempre contigo

 

Llévalo siempre contigo

Llévalo siempre contigo

Cuando perdemos a un ser querido, como nuestra pareja, padres o hermanos, una bonita manera de llevarlos siempre con nosotros es en forma de joyas. Ya quedó atrás la forma tradicional que teníamos de recordarlo al guardar sus cenizas en urnas funerarias que conservamos en algún lugar especial.

Y es que, llevar cerca a nuestros seres queridos en forma de joyas nos puede ayudar a superar de una mejor manera su pérdida y sentir que nos está protegiendo en cada paso que demos en la vida. Esto nos puede dar mucha fuerza para seguir viviendo y no sentirnos solo, pelear por todo lo bueno que aún está por llegar.

En Eternima podrás encontrar distintas joyas para cenizas, en las que podrás guardar las cenizas de tu difunto y mantenerlo siempre junto a ti.

Elaboramos piezas exclusivas que diseñamos nosotros y que podrás llevar contigo en todo momento, ya que tenemos modelos que se adaptan a todos los estilos, desde los más modernos a los más tradicionales. Así, puedes encontrar cristales con cenizas, colgantes para cenizas e incluso retratos con cenizas para que siempre le tengas presente y puedas colgar su imagen en algún lugar especial de la casa.

Llévalo siempre contigo

Es una manera muy bonita y única de rendir homenaje a tus seres queridos. Además, una joya con sus cenizas te permitirá llevarlo cerca de tu corazón, reconfortándote y ayudándote a apaciguar el dolor que significa la pérdida de una persona tan especial en tu vida.

Por otro lado, otra de las ventajas de las joyas funerarias es que te ayudarán a sentirte en paz y tranquilo cuando te agarres a ellas y pienses en su recuerdo. Es un gran bálsamo.

Puedes echar un vistazo a nuestro catálogo de joyas en nuestra tienda online y descubrir cuál es la línea que se adapta mejor a ti. Hay muchos diseños para elegir y poder llevar a tu ser querido siempre contigo.

Uno de los productos que tienen más éxito son los colgantes de cristales para cenizas, es una manera muy elegante y bonita de llevar una joya, nadie sabrá que es una joya funeraria.

¿Cuál es el impacto ambiental de la cremación y el entierro?

La concientización ambiental del ser humano sobre el impacto de sus hábitos en la naturaleza ha llegado también a los rituales funerarios. Las cremaciones y los entierros se han vuelto en la actualidad un tema de debate respecto a cuál de estas dos opciones ofrece un menor efecto contaminante sobre el medio ambiente. A continuación desde Eternima queremos informaros sobre las consecuencias que ambas ceremonias tienen en nuestra ecología.

LA CREMACIÓN Y SUS EFECTOS EN EL MEDIOAMBIENTE

La cremación se ha convertido en una opción popular no sólo por su bajo costo económico sino también por su menor efecto contaminante.

La cremación del cuerpo humano es realizada en hornos crematorios que alcanzan de 870 a 980 grados Celsius de temperatura permitiendo la cremación del cuerpo luego de un proceso que puede durar entre una y cinco horas. Gran parte de estos hornos se alimentan de gas natural por lo que se estima que para cremar un cuerpo se utiliza cerca de 92 metros cúbicos de gas. Es decir, se consume tanta energía como la empleada en 800 kilómetros de viaje realizados en coche.

Este consumo de energía permitirá la reducción del cuerpo a cenizas aunque encontraremos diversos materiales que no podrán ser reducidos como, por ejemplo, el plomo, cromo, cobalto y estaño, entre otros. Los materiales no combustibles así como marcapasos y prótesis deben ser retirados del cadáver. Este cuerpo cremado emitirá gases de combustión que serán canalizados a la atmósfera generando compuestos como el vapor de agua, monóxido de carbono y dióxido de azufre contribuyendo a una porción muy pequeña de los gases de invernadero.

Cada vez que un cuerpo es cremado se libera entre 0,8 y 5,9 gramos de mercurio. Este mercurio es liberado aproximadamente luego de los 40 minutos de comenzada la cremación ya que alcanza el umbral de temperatura en el que se vaporiza. El 75% de este material se dirige hacia el aire mientras que el resto se conduce al suelo y al agua generando daños a nivel del sistema nervioso central del ser humano.

EL ENTIERRO Y SUS EFECTOS MEDIOAMBIENTALES

A diferencia de la cremación, el entierro posee efectos notablemente más nocivos en el medio ambiente.

Por un lado, los ataúdes contribuyen a la tala excesiva de árboles. De acuerdo al Non-profit Center for Natural Burial, 10 hectáreas de cementerio contienen 20 mil toneladas de hormigón y una cantidad de madera empleada en ataúdes con la que se podría construir más de 40 viviendas si consideramos que para la realización de un ataúd se requiere talar un árbol lo cual genera que haya 7,3 millones de hectáreas menos por año en el mundo.

En el entierro también debe considerarse las consecuencias de la descomposición del cuerpo en el ataúd que se prologa durante al menos quince años. Para la ceremonia funeraria se realiza el embalsamamiento del cuerpo para que se conserve en esta última despedida. Los líquidos empleados para esta práctica tienen un profundo efecto contaminante en el agua debido a que posee componentes como el arsénico, el mercurio y el formaldehído. Este último considerado cancerígeno por la Organización Mundial de la Salud. Por otro lado, los ataúdes también son una fuente de contaminación ya que no sólo emplea barnices o lacas sino que también los difuntos son enterrados con trajes que contienen poliéster y telas originando la emisión de dioxinas y monóxido de carbono a la atmósfera.

¿Qué hacer en el aniversario de su partida?

Conforme se va acercando la fecha del aniversario de la muerte de tu ser querido tus emociones ingresan en una gran montaña rusa, incluso los recuerdos que pensabas superados vuelven a tu mente con una intensidad no esperada. Afronta sin temor esta fecha tan especial.

Prepárate con tiempo para afrontar estas fechas llenas de nostalgia y emociones. Habla con tu familia sobre lasactividades te gustaría hacer durante este día y como no dudes en conversar con los niños sobre lo que pueden esperar durante esta jornada. Aquí menciono algunas maneras de rendir homenaje a la vida de tu ser querido expresando lo orgulloso que te sientes de haber tenido la fascinante oportunidad de compartir tu vida con él o ella.

Leer más

¿Qué hacer con las cenizas de mi mascota?

La pérdida de una mascota siempre es una experiencia dolorosa, en ocasiones comparable con la pérdida de un ser humano. Sin embargo, algunos se las han ingeniado para que puedas llevar a tu animalito contigo de por vida. ¿Cómo? Transformando las cenizas de tu mascota en una pieza de joyería artificial. Cristal de bohemia con cenizas integradas, retratos, colgantes e incluso diamantes.

Aunque al principio pueda parece una idea un poco descabellada, lo cierto es que la joyería con animales cuenta con un montón de adeptos en países como Estados Unidos, Inglaterra, Italia, Francia y cada día más en España donde hoy en día es toda una tendencia. ¿Quieres conocer más detalles sobre esta nueva moda que supone una estupenda solución para muchos amos?

  1. Crear un recuerdo de cristal con las cenizas de mi mascota

Son recuerdos de cristal de bohemia con cenizas integradas, hechas a mano, a la antigua usanza, en hornos para hacer recuerdos de cristal, se moldean en exclusivos diseños, colores y

formas. https://eternima.com/cristales-con-cenizas/

  1. Guardar sus cenizas en un relicario

Hay distintos tipos de relicarios, pueden ser de plata, oro o acero inoxidable, son recuerdos que nos permiten tener parte de nuestra mascota siempre cerca de nosotros.  https://eternima.com/recuerdos-para-mascotas/

 

  1. Retrato con cenizas de mi mascota

Con la mezcla de las cenizas y carbón natural se consigue hacer retratos de nuestra mascota , una forma más de recordar a ese amigo tan cercano que ya no está entre nosotros. https://eternima.com/retratos-con-cenizas/

 

  1. Crear un diamante con las cenizas de mi mascota

Esta transformarción de cenizas a diamante ya es posible gracias al desarrollo de una nueva tecnología, puede elegir, corte, tamaño y color y va acompañado de su certificado de autenticidad. https://eternima.com/diamantes-con-cenizas/

 

  1. Plantar un árbol

Es una opción muy popular plantar un árbol sobre las cenizas de nuestra mascota y verlo crecer recordando diariamente como una nueva vida.

¿Por qué aumentan las cremaciones en España?

Hace apenas unas décadas en España no existían hornos crematorios. El primero que se instaló en nuestro país fue en el cementerio de la Almudena de Madrid, en 1973. El motivo de esta novedad: “por si surgía la demanda de algún extranjero”. Unos años antes, el servicio funerario se había visto obligado a realizar la cremación de un diplomático hindú en una pira de leña, ante la falta de crematorios. Y es que hasta 1964 la Iglesia Católica no autorizó la cremación de cadáveres, durante el papado de Pablo VI, en que se dictaminó que tal práctica no se oponía a ningún dogma de fe.

Durante las siguientes décadas el número de cremaciones fue en aumento y en los últimos 10 años su incremento ha sido espectacular, especialmente en zonas urbanas. Cada vez más los españoles optan por la incineración. La media nacional supera ya el 38%, cuando en 2007 apenas llegaba al 23%.

La tendencia es clara e imparable: en 2012 se realizaron más de 124.000 incineraciones en los casi 200 crematorios existentes en España. El sur peninsular es el más proclive a las cremaciones. En ciudades como Málaga o Sevilla supera ya el 50%. En Valencia se acerca al 47%, y en Zaragoza supera el 60% de los fallecidos, según los últimos datos de la Asociación Nacional de Funerarias. Si bien con cifras muy alejadas de otros países como Japón (97%), y muy similares a Gran Bretaña (75%) o Dinamarca (70%).

España, con uno de los mejores niveles de vida del mundo, ha visto como la tasa de mortalidad ha aumentado con la crisis. El último dato conocido es el de 2011 en el que fallecieron 841 personas por cada 100.000 habitantes (un 1,4% más que el año anterior).

En cualquier parte del mundo, los rituales funerarios cambian a pasos agigantados. Hoy la cremación es una opción mucho más aceptada que hace unos años. La rigidez de las costumbres se ha relajado también en este sentido, gracias a la influencia de otras culturas. Incluso se ve con mejores ojos a la hora de realizar un homenaje póstumo, como por ejemplo, recuerdos con cenizas, más emotivo y con la seguridad de cumplir la última voluntad del homenajeado.

Además, es un proceso mucho más práctico, económico, sencillo y rápido que el entierro tradicional, ya que evita trámites legales, pagos posteriores y complicaciones una vez se ha realizado la cremación. Una opción que facilita enormemente las cosas a los familiares del difunto.

El entierro tradicional es un problema creciente en las grandes ciudades, también para los cementerios. Ni siquiera la reutilización de nichos es suficiente. La cremación, simplemente no tiene necesidad de suelo. Es por tanto una solución de futuro. También, en época de crisis, es una práctica notablemente más económica que el entierro tradicional (féretro aparte, hay que incluir el pago del terreno, el arriendo de la sepultura, la lápida, el cuidado y mantenimiento de la tumba…). Un gasto que muchas familias ya no pueden o no quieren asumir.

La cremación no contamina aguas ni tierras, y sólo emite a la atmósfera anhídrido carbónico y vapor de agua. También resulta energéticamente eficiente, por el aprovechamiento del calor. Y no tiene riesgo de posibles focos de infección (de los restos humanos o del féretro).

En realidad, el destino de las cenizas funerarias en España sigue en el limbo legal. Al contrario que en otros países europeos, no hay normas que regulen su destino. A los ya rituales esparcimientos de restos en el mar o la montaña o en lugares con sentido emotivo para la persona fallecida o conservarlas en el hogar, en un recipiente especial (mini urnas).

En este sentido, los gustos de los españoles son cada vez más variados y sorprendentes. Éstas son algunas de las posibilidades, entre otras:

  • Las cenizas se pueden transformar en diamante, tras un proceso de cristalización.     https://eternima.com/diamantes-con-cenizas/
  • Se puede integrar en recuerdos de cristal de bohemia    https://eternima.com/cristales-con-cenizas/
  • Se pueden usar urnas biodegradables que se esparcen o se entierran con una semilla o plantón, y de las que, con los años, acaba creciendo un árbol, símbolo de vida y unión con la naturaleza.
  • Depositar las cenizas del difunto en el cráter de un volcán, para que en el momento de la erupción se mezcle con las cenizas del propio volcán y ambas se esparzan unidas para siempre.
  • Encargar un lienzo ‘eterno’ con las cenizas del familiar difunto convertidas en retrato.     https://eternima.com/retratos-con-cenizas/
  • Preparar una carcasa, incluyendo las cenizas, para lanzar fuegos artificiales en el aire.

En definitiva, para todos los gustos, economías y exigencias. Pero es conveniente contar con los servicios de una empresa especializada y no esparcir los restos indiscriminadamente en arroyos, parques, lugares protegidos, proximidades del litoral, etc, pues además de ilegal, puede resultar poco higiénico e incluso contaminante,  prima el mayor respeto al entorno.

También es una tendencia en auge, debido a la ley, los crematorios para mascotas. Incluso cada vez hay más opciones para hacer recuerdos con sus cenizas.

Las nuevas costumbres son la evolución lógica de una sociedad en la que empieza a ser costumbre enviar pésames digitales, ahorrándose el gesto compungido y las palabras gastadas en los tanatorios.

Como recordar a los fallecidos con amor y no con pena

Como recordar a los fallecidos con amor y no con pena

“No podemos volver a tener a la persona entre nosotros, pero sí podemos cambiar la actitud para sentirnos mejor con la pérdida” explica la psicóloga Patricia Ramírez.

  • Acepta la pena. Vivimos en una sociedad en la que rehuimos del todo el malestar. Queremos estar siempre felices y a toda costa. Nos bombardean con mensajes positivos y optimistas y parece que si no estuvieras feliz, no seas nada. Es cierto que la actitud optimista es una gran aliada en nuestra vida, pero hay situaciones que requieren de la tristeza y la frustración. Acepta que te sientes así y el motivo por el que lo sientes. Piensa que las emociones se presentan al inicio de forma brusca, nos cambian la vida, pero que poco a poco, a medida que nos adaptamos a la pérdida, van perdiendo intensidad. Deja que todo siga su curso natural.
  • Sufrir no significa querer más a la persona. Cuando recordamos a las personas que se han ido, parece que tuviéramos que hacerlo con pena y no con risa. En nuestra sociedad relacionamos la pena por alguien con el amor que le profesábamos. Y si no lloras, no lo sientes. Es un error. Las muestras de amor son la dedicación, el tiempo compartido, la comprensión, la ayuda que has prestado, el cariño, la comunicación, pero no la tristeza por la pérdida.
  • Quédate con todo lo que aportó esa persona a tu vida. Hoy es un día de recuerdos pero no tienen que estar centrados en “lo que se ha ido y nos falta” sino en las enseñanzas y las experiencias que compartimos con esa persona, las veces que reímos juntos. Aprende a disfrutar de la persona fallecida. Recordar aviva los sentimientos y emociones y podemos llegar a experimentar emociones idénticas a las vividas en la situación real. Así que trata de echar leña para que los recuerdos sean entrañables, incluso graciosos, en lugar de tristes.
  • Piensa en cómo le gustaría a tu ser querido que estuvieras pasando el día hoy, y trata de “complacerle”. Las personas a las que amamos nos desean el bien y quieren que seamos felices. Sufrir por el que no está es una conducta normal, pero seguro que no es lo que la persona fallecida hubiera elegido para ti. Querría que estuvieras viviendo una vida serena, aprovechando los momentos pequeños de la vida y que siguieras disfrutando de todo. Trata de complacer a quien ya no está siguiendo el estilo de vida que hubiera deseado esa persona para ti. Es una forma de estar en contacto y en paz con esa persona.
  • Enseña a tus hijos y familiares otro modelo de conducta que relacione amor y muerte. En las películas americanas nos suelen mostrar un funeral bastante más alegre que los que celebramos nosotros. Se celebran en casa, los amigos y compañeros traen comida, se proyectan fotos y vídeos de la persona fallecida, se habla con naturalidad del tema, se acompaña a los afligidos, pero no se dramatiza. La manera en cómo festejas la muerte es una elección. Y está claro que hay formas dramáticas de hacerlo y otras, que siendo respetuosas, son más llevaderas.

La persona deja de estar físicamente presente, pero no tienes por qué olvidarla. A muchas personas les consuela seguir en contacto con su pareja, sus hijos, amigos, un familiar muy querido después de la muerte. Hablar con la persona, pedirle ayuda, recordar son conductas normales y saludables, siempre que te hagan sentir bien.

7 Años sin Michael Jackson

Michael Jackson nació un 29 de agosto de 1958 en Gary, Indiana, fue el séptimo de 10 hermanos, Leer más