Películas para ayudar a afrontar el duelo en niños

Películas para ayudar a afrontar el duelo en niños

Manejar el duelo tras la pérdida de un ser querido, es una de las tareas que más nos demandan psicológica y emocionalmente a adultos de todas las edades. Podemos aceptar la muerte como una de las fases de la vida y aunque conlleve un proceso de duelo, poseemos un conjunto de aptitudes emocionales para enfrentar la situación.

Ahora bien ¿Podemos llegar a comprender el impacto que causa una muerte a un niño? A veces, como padres y tutores, pareciera que podemos manejar nuestro propio duelo, pero no contamos con las suficientes herramientas para asistir a nuestros pequeños en el proceso de comprender y aceptar la pérdida física de un ser amado.

El uso de todos los recursos disponibles, es una estrategia versátil y que nos puede ayudar a procesar el duelo en nuestros hijos. Existen numerosas películas que han tratado magistralmente el tema de la muerte de un ser querido, enfocada a niños de todas las edades, que son apropiadas para esos momentos de ansiedad, pena y desorientación.

Coco

Esta hermosa película, nos muestra cómo el pequeño Miguel, en su afán por convertirse en músico, visita a la tierra de los muertos en busca de sus antepasados.

Esta joya del cine infantil, nos muestra la vida después de la muerte y permite explicar, sobretodo a los más pequeños, existe un lugar de paz y felicidad, posterior a la partida física de un ser querido, .  Explica maravillosamente el concepto del cielo y del legado de los antepasados. Es recomendable para toda la familia.

El Libro de la Vida

Nos permite dar una pincelada de la vida después de la muerte y la importancia de recordar a nuestros antepasados. Nos muestra la existencia de dos mundos tras la muerte: El mundo de los recordados y el mundo de los Olvidados.

Esta fantastica pelicula rinde culto a los antepasados, en medio de una historia de amor en torno al día de los muertos en México. Es una película especialmente dirigida a niños menores de 10 años, aunque es recomendada para toda la familia.

Volando Libre

Esta emotiva película, muestra a Amy de 14 años, quien ha perdido a su madre en un accidente de tráfico y debe mudarse con su padre. Amy ha encontrado huevos de ganso, quienes también han perdido a su madre.

Han nacido pequeños polluelos, Amy y su padre, se enfrascan en la aventura de enseñarles a volar. Es una película genial para el manejo del duelo tras la muerte de uno de los padres y nos enseña distintas etapas del duelo en adolescentes.

Un Monstruo Viene a Verme

Connor, de 13 años, vive en la campiña inglesa con su madre, quien enfrenta una grave enfermedad. Durante el proceso degenerativo de su madre, uno de los árboles cercanos a casa se transforma en un monstruo gigante, que todas las noches visita a Connor y le enseña pequeñas historias que lo hacen pensar en su fuerza y valentía.

El desenlace de la película, nos dejará pensando en la tormenta emocional que supone la muerte en un niño y de cómo los familiares debemos ser comprensivos con su dolor.

Otras películas recomendadas

  • Harry Potter y la Piedra Filosofal
  • Big Hero 6
  • Bajo la Misma Estrella
  • Yo mato gigantes
  • La invención de Hugo

A veces no necesitamos hablar para expresar nuestros sentimientos. En ocasiones, sentarnos junto a nuestros pequeños a ver una pequeña historia similar a la nuestra, nos hace conectar de una mejor manera con sus emociones y puede ser la llave para abrir un canal de comunicación que nos una aún más.

Tristeza por el duelo

¿Cómo afrontar el duelo ante una muerte inesperada?

La muerte repentina de un familiar, un amigo o la pareja, es un proceso que conlleva un gradiente más intenso que aquellos en los que hemos tenido la posibilidad de prepararnos emocionalmente. Perder un ser querido tras una larga enfermedad o uno de nuestros abuelos que han fallecido por su avanzada edad, nos ha permitido establecer un proceso de despedida y preparación ante la inminencia de la muerte.

Aunque es un proceso doloroso de la forma que se presente, cuando nos toma por sorpresa, el duelo puede ser de gran magnitud.

Expresiones del Duelo

El proceso de un duelo tiene muchas expresiones y etapas, todas son muy íntimas y distintas entre personas y etapas de la vida.

Esto no está pasando

Las personas que experimentan la muerte repentina de un ser querido, permanecen por algún tiempo en estado de letargo e incredulidad. Una sensación como de estar en una pesadilla de la que despertarán en cualquier momento.

Tiende a pasar de manera natural, aunque debemos estar atentos a la prolongación de este tipo de reacciones, pues, la “vuelta a la realidad” suele ser de forma muy dolorosa.

El duelo es mío

Es una reacción común, pensar que no hay nadie que sufra más la muerte que nosotros. Esta reacción de hacer del duelo una propiedad y  que no hay ningún otro familiar o amigo que lo sienta igual a nosotros, puede llevarnos al aislamiento y al rechazo de cualquier oferta de apoyo o consolación. 

¿Por qué a mi?

El sentimiento de ser víctima de una gran injusticia divina o universal, es una de las primeras reacciones tras una muerte repentina, sobretodo si esta ha sido producto de algún evento accidental o violento. 

La tendencia natural es a buscar culpables, aunque el hecho haya sido totalmente fortuito o producto de un hecho totalmente natural.

Culpa

La sensación de culparnos por los momentos desagradables que pasamos con la persona, por alguna discusión reciente o incluso por no haber pasado el tiempo suficiente, son muy comunes en los dolientes de alguien que ha fallecido de manera inesperada.

Debo ser fuerte

Especialmente cuando la muerte ocurre a la pareja y hay hijos pequeños, podemos observar que se reprime al máximo cualquier expresión de tristeza y congoja, pues asumimos que debemos ser pivote de fortaleza para el resto de la familia.

Este tipo de conductas, aunque pueda parecernos muy lógicas en su momento, no son sanas, pues reprime emociones muy humanas y naturales.

¿Cómo superar el duelo?

Ante la pena de una muerte inesperada, podemos optar por las siguientes recomendaciones:

  • Asimilar la situación: Por doloroso que sea, debemos entender que es un hecho irremediable y que la muerte es parte inexorable de la vida.
  • Olvidarnos de la Culpa: Los sentimientos de culpabilidad, sólo permiten que nos abrume la agonía y nos obnubila la razón.
  • Cuidar de nuestra salud: A veces el proceso de duelo, conlleva a un descuido de nuestra propia salud, alimentación y otras prácticas saludables.
  • Buscar y permitir el apoyo: El apoyo de familiares, amigos e incluso ayuda profesional es muy necesario en este tipo de situaciones.
  • Conservar el recuerdo: Mantener viva la imagen de nuestros seres queridos es muy importante. Fotografías, pertenencias e incluso joyas como diamantes de ceniza, son tesoros que nos ayudan en momentos de melancolía y una sentida manera de homenajear a nuestros seres perdidos.

El duelo y el recuerdo de nuestros seres queridos nos acompañarán toda la vida, debemos asumir este doloroso proceso como una fase gradual que irá aminorando a medida que el tiempo nos cure las heridas emocionales.